» 05-06-2019

La 13 bis-9 Legislatura. ¿La legislatura del hara-kiri?

Vaya por delante que el suicidio ritual japonés no se llama hara-kiri sino seppuku, error que dado el nivel cultural de los políticos no nos sorprende. Recordemos que ellos mismos en la Constitución se otorgaron el estatuto de ignorantes al liberarse de cualquier tipo de formación. Valga, pues, la equivalencia por el extendido uso del término que nos remite al uso vulgar del lenguaje de los susodichos. Ya hemos hablado en anteriores entregas de esta costumbre tan extendida en los círculos políticos de exigir el apoyo por nada. ¡Y tan peligrosa! Tanto VOX como Podemos amenazan con retirar sus “obligados” apoyos y dejar en caída libre a los listos que se jactan de obtener apoyos por nada. En política todo favor tiene un valor y olvidarlo es equivocarse… y arriesgarse al desastre.

 

Los analistas lo plantean como una cuestión de todo o nada pero no es así. Es evidente que el electorado (el seducido, de ninguna manera el incondicional) no comprendería la retirada del apoyo a una facción del mismo segmento ideológico (por eso C’s se desmarca de los segmentos ideológicos), pero hay fórmulas que sin ser de todo o nada pueden hacer mucho daño. En el caso de Podemos comentábamos el otro día la posibilidad de dar a PSOE los votos necesarios para obtener la investidura pero no suficientes como para que no necesite los votos independentistas. Sánchez se quedaría con el estigma (que la derechona se encargaría de vociferar) de que gobierna con el apoyo de los independentistas, los rompe-Españas, la bicha, el enemigo. Podemos no habría retirado el apoyo pero el PSOE se quedaría con el culo al aire.

 

Hay más fórmulas. Podemos -a modo de plebiscito entre sus diputados- podría dar libertad de voto para que cada uno vote en conciencia y dejar así en manos de la bancada (y no del jefe) la decisión sobre si hay o no que investir a los socialistas. VOX tiene opciones parecidas (que no le pienso decir) para romper el consenso investidor de la derechona sin necesidad de votar a la izquierda. La idea de que VOX tiene la obligación, a cambio de nada, de apoyar a su segmento ideológico no puede ser operado, negando que se pertenezca a ese mismo segmento ideológico. La fórmula más evidente es la libertad de voto. ¿Se atrevería la derechona a llegar a la investidura sin saber con que votos cuenta? Lo dudo. Insisto que hay más fórmulas pero es misión de los políticos ingeniar soluciones y a ello se deben afanar. Mendigar-implorar (como ha hecho Iglesias) o exigir-amenazar (como ha hecho Abascal) no es la solución. Hay que presentar propuestas concretas y soluciones imaginativas. Es para eso que se les paga y no para disfrutar de la sopa boba. Hagan gala pues sus señorías de ingenio político y propongan soluciones más allá de causalidades evidentes y de lógicas infantiles.

 

Antes era habitual que en los pasillos se acordaran los pactos que luego aflorarían en las votaciones. ¿Por qué se ha abandonado esta práctica? ¿Porque el grado de crispación es tan alto que el diálogo es imposible? Desde luego no debe ser porque ahora son cinco partidos y antes eran dos, aunque cabe la posibilidad que muchos políticos no sepan cabilar con más de dos elementos. Es el problema -que obsesionó a Newton- de los tres planetas. O no están preparados (no saben) o no están por la labor (no quieren), la cuestión es que el “por que yo lo valgo” se ha convertido en la fórmula de no-diálogo favorita. Cabe también que, como dice Tiqqun, se esté aplicando la teoría de la jovencita (jeune-fille), dado que las nuevas clases políticas son jóvenes (jeunes) y femeninas (filles).

 

Estamos en un sistema político de representación. Con el tiempo esa representación se ha convertido en un cheque en blanco. Pero lo que ha llegado a ser no desdice lo que debería ser: una representación, un actuar en vez y en voz de de. La representación no les da derecho a tomar decisiones alocadas que pongan en peligro la gobernabilidad del país. No solo es culpable el que se desliga de un mandato que le lanza un oponente en forma de “Tu obligación es apoyarme”. También es culpable el que lanza un mandato irresponsable sin garantías de que se vaya a cumplir. ¡PSOE, siéntate a hablar con Podemos. C’s, siéntate a hablar con VOX. Gobierno, siéntate a hablar con los independentistas. Todos: haced política representativa y no aspavientos y mariconadas! Sé que no lo haréis, pero no será porque no se os haya dicho.

 

El desgarrado. Junio 2019.




Published comments

    Add your comment


    I accept the terms and conditions of this web site