» 19-07-2013

“Pure Views”. Arte chino contemporáneo. Comisariada por Lu Peng. Arts Santa Mónica, Barcelona. Hasta Septiembre de 2013.

 

Si viste la anterior exposición de arte chino que se hizo en este centro, ya puedes quitártela de la mente. De aquella transfusión tardía de arte occidental en el ámbito de una China recién abierta al exterior y deslumbrada por todo lo que se había perdido, hemos pasado a un retorno a la tradición para tomar impulso y desde ella alcanzar la modernidad. Nada de saltarse etapas. Hay que evolucionar rápido pero sin dejar un paso por dar. Esta actitud hace que la exposición tenga un sabor tradicional, que una más atenta lectura, desvela una modernidad galopante. Es como si compusieran de acuerdo a la tradición pero con los materiales, inquietudes y técnicas de la modernidad.

 

Su particular interpretación del Póvera y el Minimalismo les lleva a componer un rincón de jardín con desechos de construcción o con árboles y hojas desecados. Un monolito de cinco metros en acero inoxidable..., con la textura de la piedra. Un salto de agua con un salto de fotografía, a la que se ha añadido movimiento (no me preguntéis, cómo). Técnicas superadas del arte occidental como el collage, el puntillismo, el efectismo barroco, son recuperados sobre temas tradicionales chinos. El conceptualismo es omnipresente, no porque provenga de occidente, sino porque su cultura está inmersa en él (aunque por otras vías, no esencialistas). No renuncian a técnicas propias como el sumi-e (la ancestral técnica del pincel chino) que se muestra profusamente ni a su peculiar antinaturalismo paisajista rayano con nuestra estilización y abstracción. 

 

En cuanto al vídeo, y dejando aparte el salto de agua, que bien podría incluirse, se presentan tres obras: Chiu Ankiong presenta una animación de sumi-e en blanco y negro, sobre paisajes tradicionales. Zang Xiotao Una aventura épica de animación (¡Con un pseudo snoopy de prota!) con papeles recortados sobre paisajes tradicionales realizados en sumi-e, paisajes industriales en dibujo normal, y filmación real. Jin Jiangbo presenta una enorme proyección en blanco y negro con el estilo del sumi-e en la que se integran las sombras estilizadas de los espectadores consiguiendo una interacción cambiante que puede ser manipulada por estos. 

 

Como siempre en las culturas orientales, la poesía y la delicadeza priman sobre la historia  (el guión). La estetización de la imagen es muy importante y les permite recuperar técnicas ancestrales. La música y la palabra son inexistentes, y tratan de obtener un plus de originalidad sobre la simple producción fílmica. Todos ellos recursos, que bien podríamos aprovechar para el vídeoarte occidental.

 

Decía Einsenstein (Vídeoarte y teatro 4) que la técnica cinematográfica era tan fuerte en el teatro Kabuki que los japoneses no habían encontrado la fórmula para hacer un cine cinematográfico (si ello es posible). El pensamiento oriental, a diferencia del occidental que es esencialista, conceptual, metafísico, es dinámico, piensa el devenir. Para los occidentales el cine dinamiza (pone movimiento) al estático ser, pero ¿Cómo puede dinamizar el cine, algo que ya es dinámico? La solución de estos autores chinos parece ser partir de imágenes estáticas (dibujos, pinturas, recortes), pero estáticas a la manera occidental (pues sus imágenes son siempre dinámicas) y entonces dinamizarlas con la técnica cinematográfica. Es como si para poner en movimiento algo, previamente tuviéramos que pararlo. Quizá el problema es que su arte no necesita el cine porque consiguió el movimiento por otros medios..., como suponía Eisenstein.

 

La lentitud y estatismo del cine chino vendría del miedo a animar lo animado y por tanto: sobreanimar. El cine ofrece la oportunidad (travelling, zomm, barridos) de mover la mirada (la cámara) sobre lo estático (el paisaje, el rostro, la figura), posibilidad esta nunca explotada por un arte que se muestra dinámico a la mirada y no en la mirada. Las motivaciones del cine occidental son completamente opuestas. El cine añade dinamismo a lo estático (el ser). El cine es un recurso artístico plenamente occidental y aplicable, no sin dificultades en Oriente. De esta o de otra manera la visita a la exposición es muy recomendable. Un soplo de aire fresco (de Levante). 

 

Ob-art. julio de 2013.

 
 




Published comments

    Add your comment


    I accept the terms and conditions of this web site